¿Tienes lo necesario para ser un dueño de perro responsable?

¿Eres un dueño de perro responsable? Creo que nunca entenderemos lo suficiente el tremendo privilegio del que gozamos como seres responsables del bienestar de nuestros perros.

A todo el que se le ha dado mucho, se le exigirá mucho (Lucas 12:48).

Cómo ser un dueño de perro responsable

Según la lista proporcionada por la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA, por sus siglas en inglés):

Comprométete

Evita tomar decisiones impulsivas al seleccionar un perroSelecciona un perro que se adapte a tu hogar y estilo de vida
Conserva solo el tipo y la cantidad de perros a los que puedas proporcionar alimentos, agua, refugio, atención médica y compañía adecuadosComprométete con una relación de por vida con tu(s) perro(s)
Provéele la oportunidad de hacer ejercicio y de estimulación mental adecuadosSocializa y entrena a tu perro de forma apropiada

Invierte

  • Reconoce que tener un perro requiere una inversión de tiempo y dinero
  • Asegúrate de que tu perro reciba atención médica preventiva, así como atención por cualquier enfermedad o lesión
  • Haz un presupuesto para posibles emergencias

Cumple

  • Limpia los desperdicios de tu perro
  • Obedece las normas locales, incluidos los permisos, requerimiento de utilizar correa y control del ruido
  • No permitas que tu perro vague por las calles

Identifica

  • Asegúrate de que tu perro esté bien identificado (es decir, etiquetas, microchips o tatuajes) y mantenga el registro actualizado

Limita

  • No contribuyas al problema de la sobrepoblación de perros: limita la reproducción de tu perro por medio de la esterilización, contención o cría controlada

Prepárate

  • Prepárate para una emergencia o desastre, incluido crear un kit de evacuación
  • Haz arreglos alternativos en caso de que ya no puedas cuidar a tu perro
  • Reconoce cualquier deterioro en la calidad de vida de tu perro y toma decisiones oportunas al consultar con tu veterinario

Cómo ser un dueño de cachorro responsable

Una vez que recibas a tu nuevo cachorro en casa, tendrás que aprender de inmediato a interpretar su comportamiento para poder responder de forma oportuna y lograr que tenga un comienzo positivo en su nueva vida contigo. Cada día te brinda nuevas oportunidades para comprender las pequeñas señales de comportamiento que te ayudarán; por ejemplo, a entrenar a tu cachorro, ayudarlo a sentir menos miedo o abordar la agresión al jugar.

Así como tú necesitas aprender a interpretar las señales de comunicación de tu nuevo cachorro, tu pequeña mascota necesita de tu ayuda para comprender las señales que tú y otros humanos le enviarán a lo largo de su vida. Enseguida están cinco medidas que puedes aplicar para ayudar a tu pequeño a convertirse en un perro adulto seguro y bien adaptado:

1.Toca a tu cachorro, en sentido literal. Toca a tu cachorro por todas partes, pero nunca con fuerza. Solo tócalo y sostenlo suavemente, y recompensa su tolerancia con un premio especial. Recuerda que, con el tiempo, necesitarás cortar sus uñas, limpiar sus orejas y cepillar sus dientes.

Si disfruta o al menos tolera de forma cómoda estos rituales, la vida será más fácil para ambos (sin mencionar la de tu veterinario, peluquero, entrenador, cuidador de mascotas y cualquier otra persona que cuide a tu perro a lo largo de su vida).https://www.youtube.com/embed/W-W4gBWFXrs?wmode=transparent&rel=0

2.Socializa a tu cachorro. Presenta a tu cachorro con personas de diferentes formas, tamaños y personalidades, y conviértelo en la principal prioridad durante sus primeros 6 meses de vida. Introducir niños, hombres y mujeres, otros animales, objetos, sonidos, lugares, superficies y cosas potencialmente terroríficas como los disfraces: Halloween se celebra una vez al año.

Ve siempre al ritmo que marque tu cachorro, sin crear nunca aprensión. ¡No olvides los premios para convertir lo «aterrador» en algo divertido! Una buena guía que puedes seguir es que en los primeros dos meses de tu cachorro contigo, debes:

  • Presentarle tantas personas, animales, lugares, situaciones, imágenes y sonidos sanos y seguros como sea posible (sugiero que le presentes al menos tres nuevos seres vivos al día)
  • Alentarlo a explorar e investigar su entorno, bajo supervisión
  • Exponerlo a muchos juguetes, juegos, superficies y otros estímulos
  • Llevarlo en el automóvil todos los días a entornos nuevos y desconocidos

3.Juega a disfrazarte con tu cachorro. Debido a que quizás en algún momento de su vida tu mascota necesite utilizar un suéter o abrigo, o incluso un vendaje, el mejor momento para enseñarle a usarlos es a temprana edad. Incluso, si solo le atas una camiseta de adulto y lo dejas acostumbrarse a la sensación, es algo que será de gran utilidad más adelante. También, considera acostumbrarlo a un E-collar (los conos y collares que utilizan los veterinarios mientras sus pacientes se recuperan de una cirugía o enfermedad).

4.Haz ruido con tu cachorro. Expón a tu cachorro a ruidos fuertes y objetos nuevos, como la aspiradora, timbre y licuadora. Muéstrale que estos objetos no son dañinos y recompénsalo solo cuando esté tranquilo. Es común sobresaltarse con los ruidos fuertes, pero tu cachorro podrá aprender que no hay nada que temer, así como a recuperarse con rapidez. Las fobias al ruido son reales y puedes ayudar a evitarlas.

El desarrollo de una fobia involucra un cambio molecular complejo que no se comprende del todo, pero parece implicar un cambio en la forma en que un perro afectado procesa la información. De igual manera, es importante tomar en consideración que la fobia al ruido se puede heredar, por lo que es posible que un cachorro esté predispuesto al padecimiento si los perros de su linaje han mostrado una reacción exagerada al ruido.

La conexión genética es tan directa que, si uno de los padres de tu perro reaccionaba de forma exagerada a las tormentas u otros ruidos, es posible que tu mascota presente una respuesta similar. Además, se sabe que el problema es especialmente común en las razas de pastoreo, y una reacción exagerada a los ruidos fuertes puede predisponerlo a otros trastornos de pánico, como la ansiedad por separación, así como problemas de comportamiento.

Puedes encontrar una discusión detallada sobre la fobia al ruido, incluidos consejos sobre cómo calmar a tu perro, haciendo clic aquí.

5.Aventúrate con tu cachorro. Tú y tu cachorro experimentarán la vida juntos, pero las nuevas experiencias no serán muy divertidas si él tiene miedo o es difícil de manejar. Siempre que te sea posible, llévalo a lugares nuevos. Organiza una visita con tu veterinario para saludarlo y conseguir algunos premios.

Llévale a realizar recorridos para que vea muchas cosas nuevas y perciba nuevos olores. Haz que todos los lugares que visites sean especiales con grandes premios o repite las visitas hasta que estén tan familiarizados que tu cachorro se aburra de ellos.

La ciencia demuestra que es más fácil que el cerebro recuerde las malas experiencias que las buenas, así que asegúrate de que el cerebro de tu cachorro esté lleno de asociaciones agradables y positivas.

Una vez que se hayan completado las tareas inmediatas de socialización de tu cachorro y tu perro esté en camino de convertirse en un adulto equilibrado, es importante seguir ofreciéndole oportunidades constantes de nuevas experiencias, interacciones sociales y entrenamiento durante el resto de su vida.

Incluso, si los perros que aprenden a socializar desde cachorros no reciben oportunidades habituales para interactuar con otros perros cuando ya son adultos, podrían perder su capacidad de relacionarse cómodamente con otros de su especie. Y aunque algunas mascotas son naturalmente hábiles para interactuar con otros perros, muchas otras necesitan una práctica regular a través de actividades que les brinden la oportunidad de socializar con personas y mascotas desconocidas.

Fuente: https://mascotas.mercola.com/sitios/mascotas/archivo/2021/08/20/como-ser-un-dueno-de-perro-responsable.aspx

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>