¿Mantener la agudeza mental de tu perro comienza por su boca?

Los perros y las personas tenemos muchas cosas en común y una de ellas es el potencial de desarrollar deterioro cognitivo a medida que envejecemos, la cual es una situación que suele empeorar de manera progresiva.

La edad a la que nuestros compañeros caninos comienzan a mostrar signos de deterioro cognitivo suele variar. Algunos pueden experimentarlo desde los 7 años de edad. El 50 % de los perros mayores de 11 años, presenta indicios clínicos, y a los 15 años, el 68 % muestra al menos una señal.

A pesar de que los científicos siguen investigando las causas exactas de deterioro mental en adultos mayores, se sabe que una de las características de la demencia es la acumulación de placas de beta-amiloide en el cerebro, las cuales alteran los procesos neuronales. Aún no se conoce con precisión cuáles son los mecanismos que originan estas placas; no obstante, las investigaciones que se han realizado hasta el momento sugieren que los agentes microbianos podrían tener algo que ver.

En concreto, se ha establecido un vínculo entre la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad periodontal en las personas, y ahora que se realizó un estudio en perros, se descubrió una relación similar entre la enfermedad periodontal y la disfunción cognitiva canina (CCD, por sus siglas en inglés).

Estudio analizó la salud bucal de los perros y su relación con los síntomas de CCD

El estudio estuvo a cargo del Dr. Curtis Dewey, veterinario integral del Elemental Pet Vets en Nueva York, y Mark Rishniw, del Departamento de Ciencias Clínicas de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell.

Los investigadores analizaron 11 perros que padecían CCD y tenían 9 años o más, al igual que un grupo de control de 10 perros que tenían la misma edad y no padecían enfermedad alguna. Tomaron fotografías frontales y laterales de la boca para determinar el nivel de enfermedad periodontal (de las encías) de manera visual y recopilaron los cuestionarios sobre los síntomas que habían notado en sus mascotas.

Doce veterinarios evaluaron las fotografías y calificaron el nivel de enfermedad periodontal de cada perro bajo una escala de 0 a 4, sin contar con información alguna sobre ellos. Hay cinco signos clásicos de deterioro cognitivo en perros que se pueden detectar con facilidad:

  1. Disminución de la atención al entorno, desinterés, apatía
  2. Disminución de la actividad consciente
  3. Mayor cantidad total de sueño durante un periodo de 24 horas
  4. Ansiedad intermitente que se expresa a través de jadeos, gemidos, temblores o temor
  5. Pérdida de conocimientos adquiridos con anterioridad, lo que incluye el entrenamiento doméstico

Otros síntomas incluyen: falta de respuesta al recibir órdenes, dificultad para escuchar y moverse por el entorno, y la incapacidad de reconocer a las personas que ya conocían. Algunas otras manifestaciones físicas de la CCD pueden incluir lamer en exceso, falta de aseo, incontinencia urinaria y fecal, así como pérdida de apetito.

El objetivo del cuestionario que se le entregó a los dueños de los participantes era verificar tanto el diagnóstico de disfunción cognitiva como la gravedad de dicho padecimiento.

Parece que la enfermedad periodontal es un factor de riesgo de CCD

Los resultados del estudio sugieren que los perros de edad avanzada que tienen CCD tienden a mostrar niveles más altos de enfermedad periodontal que los que no lo padecen. Asimismo, el grado de disfunción cognitiva de un perro tiende a correlacionarse de forma positiva con la gravedad de dicha enfermedad. En otras palabras, mientras más grave sea la enfermedad de las encías, más significativo será el deterioro cognitivo.

Estos hallazgos coinciden con las investigaciones que se han realizado en personas y que indican que la enfermedad periodontal es un factor de riesgo de la enfermedad de Alzheimer; no obstante, aún no es posible aseverar si la falta de salud bucal en los perros es una causa de CCD o contribuye en su desarrollo.

Aun así, con base en estos resultados, se podría concluir que asegurarte de que tu perro cuente con una rutina de higiene bucal y atención dental veterinaria puede ser de gran ayuda para reducir el riesgo de disfunción cognitiva, además de seguir los pasos que se presentan a continuación con el fin de prevenirla.

Cómo ayudar a tu perro de edad avanzada a mantener la agudeza mental

1.Bríndale oportunidades para hacer ejercicio, socializar y obtener estimulación mental. Los perros mayores, e incluso los geriátricos, siguen necesitando el ejercicio diario para mantener una buena salud y condición física.

Aunque los perros mayores no pueden hacer ejercicio o competir con la misma intensidad que sus contrapartes más jóvenes, aún obtienen beneficios de los paseos regulares, sobre todo cuando no se realizan de prisa y el canino tiene la libertad de guiar y olfatear su entorno como desee («sniffaris» es el término inglés que se utiliza para referirse a estos paseos); además, es buena idea que lleven a cabo otras actividades físicas que sean apropiadas para su edad. También existe una gran variedad de ejercicios de fortalecimiento que pueden ser de gran ayuda para el cuerpo de los caninos durante el envejecimiento.

Sin importar su edad, tu perro siempre necesitará interacción social con otras mascotas y personas. Los periodos cortos de socialización y tiempo de juego en situaciones controladas son ideales. Los rompecabezas de alimentos y los juguetes dispensadores de golosinas son una excelente opción para que tu mascota se divierta y ejercite su mente, al igual que el trabajo de olfato y sesiones breves de entrenamiento para refrescar su memoria o enseñarle una nueva habilidad.

2.Programa revisiones regulares de bienestar para los perros mayores. Para cualquier mascota, sin importar su edad, recomiendo realizar dos chequeos de salud al año; sin embargo, esto se vuelve aún más importante durante el envejecimiento. Solicítale a un veterinario de medicina funcional que le realice un análisis de sangre que incluya una prueba A1c para revisar su condición de salud metabólica y la de los órganos internos, de manera que sea posible identificar si existe algún problema desde una fase temprana.

La enfermedad de Alzheimer también se llama diabetes tipo 3 ya que muchos pacientes tienen resistencia a la insulina e hiperglucemia persistente. Puedes controlar esta variable al ayudar a tu perro a mantener un nivel bajo y estable de A1c. Si te percatas de que ese nivel está aumentando, llegó el momento de tomar acción. La mejor manera de detectar a tiempo cualquier proceso de enfermedad en tu perro es mantenerte al tanto de sus cambios metabólicos internos a medida que envejece.

Las vacunas excesivas es algo que los animales de edad avanzada no necesitan, así que protege a tu perro al practicarle la prueba de título en lugar de administrarle vacunas adicionales. La prueba de título es un análisis de sangre que mide la inmunidad contra las enfermedades. Es muy probable que tu perro cuente con una buena protección.

3.Dale una alimentación óptima en nutrientes, a base de alimentos frescos, y apropiada para su especie. La salud cognitiva depende de una dieta balanceada que cuente con estas características y que sea rica en grasas saludables, tales como los ácidos grasos omega-3 (como el aceite de kril) y el aceite MCT.

El mejor combustible para un perro de edad avanzada es una variedad de alimentos enteros con antioxidantes, adecuados para un carnívoro. Elimina todos los carbohidratos refinados de su alimentación (que son azúcares innecesarios), así como los granos, papa y legumbres.

Determina cuál es la cantidad de almidón que come tu perro y mantenla por debajo del 20 %. Reemplaza esos carbohidratos innecesarios con proteínas de alta calidad y grasas saludables. Elimina los alimentos extruidos (croquetas) para evitar los subproductos tóxicos del proceso de fabricación que se han relacionado con enfermedades neurodegenerativas.

La mayoría de los alimentos procesados para mascotas se fabrican de una manera que producen subproductos que pueden afectar la salud cognitiva, incluyendo a las aminas heterocíclicas y acrilamidas, además de los productos finales de glicación avanzada (AGE, por su siglas en inglés). Los alimentos frescos y biológicamente apropiados pueden ofrecer los nutrientes necesarios para nutrir el cerebro de un perro en edad avanzada.

Una alimentación adecuada puede reforzar el microbioma de tu perro, lo cual se ha relacionado con una mejor salud cognitiva en humanos y, por lo que he observado, también favorece a las mascotas.

4.Proporciónale suplementos que lo beneficien. Los nutracéuticos pueden mejorar la memoria de los perros que padecen CCD y de las mascotas de edad avanzada en general, además de que sus efectos son duraderos. Según diversos estudios, los triglicéridos de cadena media (MCT), como el aceite de coco, pueden mejorar la función cognitiva de los perros mayores de manera significativa.

Los suplementos con MCT son una forma excelente de proporcionar una fuente de combustible instantánea para el cerebro de tu perro. Recomiendo añadir 1/4 de cucharadita de aceite de coco en sus alimentos por cada 4.5 kilos de peso corporal (10 libras), de forma cotidiana. Si le provees aceite MCT en vez de aceite de coco, debes comenzar poco a poco y utilizar menor cantidad, ya que las heces blandas son una característica frecuente al comenzar a consumir este suplemento.

De igual forma, recomiendo proporcionar una fuente de donantes de metilo, como SAMe (S-adenosilmetionina), que pueden ayudar en el proceso de desintoxicación y reducir su inflamación. Otros suplementos que debes considerar son los extractos de medusa, así como el glutatión y resveratrol, presentes en la Fallopia japónica. Se ha comprobado que la Fallopia japónica ayuda a reducir el daño de los radicales libres y de los depósitos beta-amiloide.

El hongo melena de león demostró mejorar la cognición, mientras que la vinpocetina demostró tener efectos positivos en perros. La fosfatidilserina y el ubiquinol, que es la forma reducida de CoQ10, pueden nutrir a las mitocondrias y mejorar la energía celular de tu perro.

Cuando se trata de suplementos para la salud general de perros en edad avanzada, por lo general recomiendo enzimas digestivas y probióticos. Asimismo, recomiendo proporcionar un suplemento de ácidos grasos omega-3 como el aceite de kril de origen sostenible (que es mi opción favorita, porque es el más limpio) o DHA de algas, para las mascotas que no toleran los mariscos. La curcumina es otro suplemento que beneficia el cerebro y el cuerpo.

5.Reduce los factores que puedan provocarle estrés en todos los aspectos de su vida. Por suerte, existen muchas cosas que puedes hacer para minimizar la ansiedad de tu perro.

Los perros mayores y geriátricos, en especial los que padecen demencia, suelen sentirse desorientados, por lo que llevar una rutina diaria y constante puede ayudar a tu mascota a mantener la orientación y, a su vez, disminuir su ansiedad. Intenta levantarte y acostarte a la misma hora todos los días, dale de comer a la misma hora y sal a caminar con tu perro en un horario establecido.

Mantener a tu mascota con un peso saludable y físicamente activo ayudará a controlar la artritis y las enfermedades degenerativas de las articulaciones a medida que envejece. La acupuntura y métodos quiroprácticos, estiramientos y ejercicios acuáticos también pueden ofrecer enormes beneficios para mantener la movilidad de los perros en sus últimos años de vida.

El masaje regular puede ayudar a mantener tonificados los músculos de tu perro de edad avanzada, así como reducir la distensión que se produce con el envejecimiento. Los masajes relajan los músculos, lo que facilita el rango de movimiento de tu mascota.

También pueden mejorar la circulación y estimular el drenaje linfático. Pueden aliviar la rigidez de la artritis, lo que lo ayuda a mantener su paso normal y estilo de vida activo. Los masajes relajan los músculos que rodean las articulaciones, lo que también ayuda a promover una mayor movilidad.

Si tu perro tiene un poco de goteo de orina o incontinencia como resultado de su edad (y no de alguna enfermedad subyacente que deba tratarse), sácalo a hacer sus evacuaciones con mayor frecuencia. Y si también tiene entrenamiento de jaula, puedes usarlo a tu favor. La acupuntura también puede ser muy beneficiosa para la incontinencia relacionada con la edad.

Si tu perro tiene problemas para oír o ver, utiliza señales de olor como aceites esenciales para mascotas o productos con feromonas para ayudarlo a orientarse. También es buena idea que consideres comprar o construir rampas en caso de que tenga problemas para subir al auto, a la cama o a su silla favorita, y si notas que se resbala o no está seguro en el piso de tu casa puedes colocar piso antideslizante, alfombras o tapetes.

Si tiene problemas de sueño, intenta aumentar su nivel de actividad durante el día. Déjalo dormir en tu habitación. Dormir cerca de sus humanos debería ayudar a aliviar la ansiedad que podría contribuir a su agitación nocturna. Los suplementos con melatonina también pueden ser beneficiosos. Guíalo con señales claras e instrucciones fáciles de seguir, y cuando hables con él, mantén tu voz tranquila, calmada y amorosa.

Fuente: https://mascotas.mercola.com/sitios/mascotas/archivo/2021/09/07/como-mantener-la-agudeza-mental-de-tu-perro.aspx

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>