¿Cómo la mala salud oral puede acortar la vida de tu mascota?

HISTORIA EN BREVE

  • Según el American Veterinary Dental College, el 80% de los perros y el 70% de los gatos presentan signos de enfermedad oral a los 3 años
  • Ignorar la necesidad de cuidar los dientes de tu mascota puede causar o contribuir a varias enfermedades graves y también comprometer la calidad y cantidad de vida de las mascotas
  • Además de causar un dolor insoportable, la enfermedad oral puede desencadenar una respuesta inflamatoria del sistema inmunológico que se relaciona tanto con la diabetes como con la enfermedad cardíaca e incluso podría provocar fracturas en la mandíbula
  • Las medidas que puedes tomar para ayudar a mantener saludable el hocico de tu perro o gato incluyen el cepillado diario, una alimentación adecuada y ofrecerle huesos recreativos o masticables de alta calidad

Según el American Veterinary Dental College, el 80% de los perros y el 70% de los gatos presentan signos de enfermedad oral a los 3 años. Estas son las preguntas que debes hacer cuando examinas el hocico de tu mascota: ¿tiene los dientes blancos, las encías rosas y buen aliento? De ser así, es posible que tenga un hocico saludable; de lo contrario, debes agendar una cita con el veterinario.

Desafortunadamente, muchos dueños de mascotas no comprenden que ignorar el estado de los dientes y encías de su mascota puede causar consecuencias de gran alcance que rebasan el mal aliento, dientes con sarro y un hocico rojo e inflamado.

Estudios han relacionado la enfermedad periodontal en humanos y mascotas con enfermedades sistémicas de los riñones y el hígado, enfermedades del corazón, enfermedades pulmonares, complicaciones de la diabetes, problemas durante el embarazo e incluso cáncer. Estas serias preocupaciones de salud se desarrollan o empeoran por la presencia constante de bacterias orales en el torrente sanguíneo a través del tejido inflamado o el sangrado de las encías.

«En perros y gatos con encías inflamadas, la carga de bacterias con frecuencia viaja al torrente sanguíneo», explica el veterinario de Virginia, el Dr. Michael J. Watts en el Culpeper Star-Exponent. «El paciente promedio tendrá un hemocultivo positivo cada 10 días. Esta carga de bacterias se ha relacionado con una menor longevidad. ¡El cuidado dental regular puede agregar de dos a cinco años de vida en las mascotas!

En la práctica clínica, me doy cuenta que las mascotas sin cuidado dental regular «envejecen» a una velocidad mucho más rápida que otras mascotas. Los dueños simplemente piensan que la insuficiencia renal de su gato de 12 años es parte normal de la edad o la naturaleza. En realidad, muchas de estas mascotas pudieron haber vivido por más tiempo y felices si se les hubiera dado un cuidado dental regular».

La buena noticia es que muchas de las afecciones mencionadas anteriormente mejoran cuando se resuelve la enfermedad dental y se mantiene una buena higiene bucal.

La acumulación de placa causa una respuesta inflamatoria en el sistema inmunológico

La placa contiene bacterias, y si no se retiran de los dientes, se acumularán debajo de las encías, lo que provocara que el sistema inmunológico genere una respuesta inflamatoria. La inflamación comienza como gingivitis y, si no se trata, progresa a enfermedad de las encías. La inflamación mata las bacterias, pero por desgracia, durante el proceso, destruye el tejido. Según el dentista veterinario Dr. Chad Lothamer en una entrevista con PetMD:

«De hecho, la mayor parte de la destrucción de tejidos por infecciones dentales es causada por productos del sistema inmunológico y no por productos de degradación de las mismas bacterias. Esto puede conducir a la pérdida de tejido local, dolor e infección de los tejidos circundantes».

Cuanto más grave es la enfermedad oral de una mascota y la inflamación de los tejidos, mayor es el riesgo de que las bacterias ingresen al torrente sanguíneo (una condición conocida como bacteriemia) y migren a otras partes del cuerpo, lo que causaría daños o infecciones en esos lugares.

El tratamiento de la enfermedad periodontal de tu mascota (o mejor aún, previniéndola en primer lugar) puede tener un profundo impacto en su salud porque su cuerpo no tiene que gastar energía para combatir la infección. Además, ya no tendría que lidiar con el dolor de la enfermedad dental.

«Sí, los dolores de muelas son muy fuertes», dice Watts. «Incluso para tu mascota. Por supuesto, los animales tienen la capacidad de ocultar el dolor hasta que se vuelve insoportable. Sabemos que sus sistemas nerviosos experimentan las mismas señales de dolor que el nuestro. También sabemos que el dolor de muelas es uno de los tipos de dolor más intensos y significativos que se pueden experimentar. ¡Se amable con tu mascota y cuídale sus dientes!».

La enfermedad de las encías alimenta la diabetes y viceversa

A menudo, la diabetes y la enfermedad de las encías están relacionadas, y las dos se alimentan entre sí. Cuanto más avanzada es la enfermedad periodontal, más grave se vuelve la diabetes, que a su vez exacerba la enfermedad periodontal. La inflamación y la infección, que son características de la enfermedad de las encías, pueden afectar el metabolismo de los niveles de azúcar en la sangre.

La enfermedad de las encías también puede influir en el control y la regulación de la diabetes, ya que la inflamación y la infección disminuyen la sensibilidad a la insulina. Debes tratar la enfermedad periodontal para controlar la diabetes de una mascota.

Relación entre una mala higiene oral y las enfermedades cardíacas

Cuando la placa no se elimina de los dientes, se acumulará tanto en la superficie de los dientes como alrededor de la línea de las encías y en unos pocos días se endurecerá y se convertirá en sarro. El sarro se pega en los dientes, lo que los hace de color marrón y finalmente irrita las encías. Las encías irritadas causan inflamación, una afección conocida como gingivitis. Si tu perro o gato tiene gingivitis, las encías estarán de color rojo en lugar de rosadas y su aliento puede ser desagradable.

Si el sarro no se elimina, se acumulará debajo de las encías, lo que posteriormente se separará de los dientes. Esto crea pequeñas bolsas en el tejido de las encías que se convierte en depósitos adicionales de bacterias. En esta etapa, tu mascota ha desarrollado un padecimiento irreversible, conocido como enfermedad periodontal, la cual causa un dolor considerable y puede provocar abscesos, infecciones, pérdida de dientes y pérdida ósea.

Cuando existe una enfermedad periodontal, la superficie de las encías se debilita. La descomposición del tejido de las encías permite que las bacterias orales invadan el torrente sanguíneo de tu mascota y viajen por todo su cuerpo. Si el sistema inmunológico no elimina las bacterias, pueden llegar al corazón e infectarlo.

Los estudios han demostrado que las bacterias orales, una vez que están en el torrente sanguíneo, parecen capaces de combatir los ataques del sistema inmunológico. Existe un vínculo entre la enfermedad de las encías y la endocarditis, que es una afección inflamatoria de las válvulas o del revestimiento interno del corazón.

Los investigadores también sospechan que ciertas cepas de bacterias orales pueden provocar enfermedades cardíacas. Algunos tipos de bacterias que se encuentran en el hocico producen proteínas pegajosas que pueden adherirse a las paredes de las arterias hasta causar engrosamiento. Asimismo, las bacterias bucales promueven la formación de coágulos sanguíneos que pueden dañar el corazón.

La rapidez con la que se desarrolla este proceso depende de una serie de factores, que incluyen la edad, raza, genética, alimentación, estado general de salud, la frecuencia y la calidad de la atención dental que recibe tu mascota. Es importante tener en cuenta que algunas mascotas requerirán limpiezas profesionales regulares incluso cuando sus dueños están proporcionando cuidado casero.

Enfermedad bucal y mandíbulas fracturadas en perros pequeños

Lo creas o no, la enfermedad oral puede provocar la rotura de la mandíbula en perros, en especial en las razas pequeñas con hocicos pequeños, pero con la misma cantidad de dientes que otras razas mucho más grandes.

Según el dentista veterinario Dr. Donnell Hansen, «la infección en el hocico puede debilitar sus pequeñas mandíbulas, y algo tan simple como saltar del sofá puede provocar una fractura de mandíbula».

Por suerte, no sucede con mucha frecuencia, pero cuando sucede, es muy doloroso para el perro, y en ocasiones, la fractura no se cura de forma correcta porque el hueso no está sano. Desafortunadamente, las fracturas también se pueden presentar en la mandíbula inferior después de la extracción de dientes, porque los dientes faltantes debilitan la mandíbula.

5 pasos para mantener saludable el hocico de tu mascota

  1. Proporciónale una alimentación nutricionalmente equilibrada, específica para su especie, a base de alimentos frescos y si es posible, crudos. Cuando tu perro o gato roe la carne cruda, actúa como una especie de cepillo de dientes o hilo dental natural.
  2. Si tienes un perro, ofrécele huesos recreativos o un producto masticable, completamente digerible y de alta calidad para ayudar a controlar la placa y el sarro. El efecto de las carnazas es similar a los huesos crudos, pero es más seguro para aquellos perros que les gusta masticar o que tienen restauraciones dentales y no pueden masticar huesos crudos.
  3. Cepíllale los dientes, de preferencia todos los días. Un poco de cepillado al día puede ser muy beneficioso para mantener la salud bucal y bienestar general de tu perro o gato. Dicho eso, es importante no asumir que, solo porque le das cuidados en casa, no significa que no requiere exámenes dentales regulares por un veterinario.
  4. Realízale inspecciones bucales con frecuencia. Tu mascota debe permitirte realizar una inspección bucal, ya que es necesario mirar adentro y palpar dientes sueltos, buscar bultos o protuberancias inusuales alrededor de la lengua, a lo largo de las encías y en el paladar. Después de hacerlo unas cuantas veces, notarás cualquier cambio que ocurra en las siguientes inspecciones. También debes tomar nota de cualquier diferencia en el olor del aliento que no tenga que ver con la alimentación.
  5. Agenda exámenes regulares con el veterinario. El veterinario te orientará sobre cualquier problema existente o potencial del hocico de tu mascota, y recomendará realizar una limpieza profesional bajo anestesia, en caso de ser necesario.

La atención diaria en casa y la atención profesional de tu veterinario son la mejor manera de mantener el hocico de tu mascota saludable y sin enfermedades. Esto también es muy importante para las mascotas con afecciones crónicas como diabetes, enfermedades cardíacas e insuficiencia renal.

Fuente: https://mascotas.mercola.com/sitios/mascotas/archivo/2021/04/22/mala-salud-oral-afecta-vida-de-las-mascotas.aspx

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>